Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los 3 pasos para ir rápido en un kart de alquiler

Cómo ir rápido con un kart de alquiler

¿Ya sabes cómo de rápido puedes ir pilotando un kart en una pista? ¿Ya has probado y no sabes cómo bajar tus tiempos? Sigue estos 3 pasos para ir rápido en un kart de alquiler y empezarás a bajar décimas al crono en la siguiente tanda.

Lo primero que tienes que hacer es aprenderte la trazada. Cada circuito es distinto y todos tienen sus particularidades. Aprendernos de memoria cada curva es imprescindible para poder ir rápido. Tienes que poder preveer qué curva viene justo después para poder preparar cada giro con antelación. No dudar ni una décima en este punto es lo que hará que podamos pilotar con la precisión necesaria para ajustar nuestra trazada a cada centímetro de la pista. Este es el primer consejo para ir rápido en un kart de alquiler.

Lo segundo que tienes que controlar es la frenada. Aprender cómo frenar y cuándo hacerlo. Cómo frenar es muy sencillo: hay que frenar todo lo posible en el menor tiempo que seas capaz, porque cuanto menos rato tengas el kart frenando menos tiempo pierdes. Así que, cuando se acerca el momento de frenar hay que aplicar con decisión una frenada con la fuerza exacta que nos permita detener el coche sin bloquear las ruedas y derrapar. ¿Por qué no, si derrapar es lo que mola? Porque derrapar es sinónimo de deslizar y eso no es frenar. Mientras derrapas estás perdiendo décimas valiosas que curva a curva se convierten en segundos al final de la vuelta.

Cuándo frenar es un poco más complejo. Dependiendo del estado de los neumáticos, de la pista y de las condiciones atmosféricas vamos a poder frenar antes o después. Esto hay que tantearlo en las primeras vueltas. Lo más sencillo es coger una referencia de frenada antes de cada curva e ir retrasándola ligeramente. El objetivo es frenar lo más tarde posible y pasar rápido por las curvas pero manteniendo siempre el control del coche.

Por último llega lo más complicado de todo: el control de las emociones. El ser humano, cuando se pone detrás de un volante es capaz de sacar lo mejor y lo peor de sí mismo. El automovilismo es un deporte de riesgo que hace que nuestro cuerpo produzca mucha adrenalina. Eso nos va a tener en un estado constante de euforia que puede jugar a nuestro favor y en nuestra contra. La adrenalina viene genial para mantener tus reflejos al 100%, pero puede jugar en tu contra liberando una agresividad al volante insana.

Ser demasiado agresivo con el pilotaje y con tus compañeros de pista va a hacer que te canses más, que seas más lento, y que además no disfrutes. Y la vida, como el deporte, está para disfrutarla. Así que cuando te subas a los mandos de tu kart, procura respirar hondo y recordar que has venido a reírte con tus amigos. Ganar está muy bien, pero es aún mejor bajarte del kart y abrazarte con tus colegas por esa carrera en la que todo el mundo ha pasado el mejor momento del mes.

Si los tuyo es ir rápido en un kart de alquiler o de competición y quieres mejorar tus tiempo, nosotros nos ocupamos de afinar tu técnica para que tu nivel de conducción aumente en cada vuelta y tu tiempo baje. Si además quieres ser realmente rápido, tenemos cursos de conducción especiales para que salgas de la pista convertido en un futuro Fernando Alonso.

Subscribe

* indicates required

Descubre si has sido uno de los pilotos con los mejores tiempos de la semana

Sobre KHN

Tu centro de ocio para toda la familia a tan sólo 6 km de valencia. Te ayudaremos a descubrir sensaciones que nunca habías imaginado.

Lo último

NUESTRA CAMPEONA

SÍGUENOS

Reserva ahora tu próxima tanda